19.06.22_Sie7eJewelsGallery

Culturplaza. Noche de vino y joyas


La joyería Siete Jewels celebró una exótica fiesta para presentar su colección de collares de inspiración tropical, una serie de piezas limitadas diseñadas por Mamen Puchades que no podrá repetirse porque son totalmente exclusivas.

Barbados es la inspiración de la colección y quisieron trasladar ese ambiente caribeño a la fiesta decorándola con flores tropicales, sirviendo un catering cargado de color y sabor y con modelos que se paseaban entre los asistentes luciendo un estilismo de lo más tropical acompañando las joyas de la firma.

Aunque la invitación no lo indicaba, muchos acudieron con colores y prendas de estampados paradisiacos porque a estas alturas ya hay ganas de sacarlos del armario a pasear. Qué le vamos a hacer, es llegar el calor y entrarnos unas ganas locas de vestirnos de colores como si vivieramos en Miami o Cartegena -de Indias, no se confundan-.

Entre los asistentes que acudieron a la llamada tropical de Siete, no faltaron amigos y clientes de la firma como: Mamén Rivas, Carmen Ramón, Julian Moreno, Mª Jesús Revilla, Antonio Giménez, Julia y Cristina Pérez Broseta, el abogado José Vicente Tello y su mujer María Dolores Pérez Lis, el notario Miguel García Granero y su mujer María José Dolera, Amparo Brell , las presentadoras Laura Grande y Ana García-Rivera, Josep Lozano, la estilista de moda María Cosín, los interioristas Verónica Montijano, Sigfrido Serra y Mateo Climent.

Pero más allá de los estilismos de los invitados, el auténtico color de la fiesta estaba en la intensidad de las ágatas, los corales, las turmalinas, zafiros y aguamarinas de las joyas. Con diseños como estos daban ganas de convertirse en una mezcla entre María Félix y Carmen Miranda y salir a la calle enjoyada hasta las cejas para combatir el calor que nos espera en este verano que recién comienza. El verano es excesivo por definición así que nada mejor que un buen turbante y bien de joyas para hacer frente a las altas temperaturas y brillar más que el sol o, por lo menos, para que con el calor lo único que brille no solo sea nuestra piel.

>> Noticia completa